Libro Comunicación no violenta - Marshall B. Rosenberg

Comunicación no violenta - Marshall B. Rosenberg

La felicidad y la plenitud también están en la forma en que nos comunicamos. ¡Descubre cómo salir de la amargura y aprende a comunicarte con respeto, empatía y sin violencia!

¿Qué haces cuándo estás exaltado? ¿Cómo actúas en situaciones inusitadas? Quizás hieres a las personas, y a ti mismo, con tus palabras en casos como este. Descubre cómo revertir esta situación con el libro "Comunicación No Violenta", del autor Marshall B. Rosenberg.

Debemos estar preparados para hacer frente a los tipos más diferentes de situaciones y especialmente a las personas. Para promover el respeto, la atención y la empatía, debemos saber cómo comunicarnos y tratar a los demás.

Así, la CNV de Marshall Rosenberg es un manual práctico y didáctico que ayuda en la resolución de conflictos y enseña formas de superar la violencia expresada a través del habla y la conducta, ayudando a mejorar las relaciones personales y profesionales.

¿Quieres saber más sobre cómo mejorar tu comunicación y convivencia? ¡Sigue leyendo nuestro resumen!

Sobre la obra "Comunicación No Violenta"

El libro "Comunicación No Violenta: Un lenguaje de vida" fue publicado en 2006 por el autor Marshall Rosenberg. Con 360 páginas divididas en 13 capítulos, fue publicado bajo el título original en inglés "Nonviolent Communication: A Language of Life".

Este bestseller internacional habla sobre aspectos de nuestras interacciones sociales, comunicación y cuenta historias emocionantes. Además, transmite los conocimientos adquiridos durante la trayectoria del autor sobre la CNV.

Sobre el autor Marshall B. Rosenberg

Marshall B. Rosenberg (1934-2015) fue psicólogo y obtuvo un doctorado en psicología clínica de la Universidad de Wisconsin. Además, fundó el CNVC - "Center for Nonviolent Communication" ( "Centro de Comunicación No Violenta"), formando a diversos profesionales, como empresarios, guardias, funcionarios y presos.

Marshall es también autor de varios libros, como "Ser paz en un mundo en conflicto", "Educar a los niños desde el corazón", entre otros.

Su seña de identidad es trabajar en temas como la no violencia y la empatía, promoviendo así su cultura de paz.

¿Este libro es recomendado para quién?

El libro "Comunicación No Violenta" es ideal para todas las personas que necesitan mejorar su comunicación con los demás, eliminando pensamientos violentos y adquiriendo más tranquilidad y felicidad.

Ideas principales del libro "Comunicación No Violenta"

  • Conocer tus sentimientos en situaciones inusuales ayuda a controlarlos en el futuro;
  • No expresar sentimientos y guardar rencor perjudica la salud;
  • Hacer malos juicios es un tipo de comunicación equivocada;
  • La honestidad y la empatía ayudan a mantener una comunicación más efectiva;
  • Debemos perdonar a los demás y especialmente a nosotros mismos;
  • Para Marshall Rosenberg, cada uno es responsable de sus acciones, pensamientos y sentimientos;
  • Ofrecer empatía para las personas en situaciones tensas puede evitar el riesgo potencial de violencia;
  • La exageración de la autocrítica nos impide ver la belleza que hay en nuestro interior.

Desde el corazón

Para el autor Marshall Rosenberg, la comunicación no violenta (CNV) consiste en:

"Habilidades de lenguaje y comunicación que fortalecen nuestra capacidad de seguir siendo humanos, incluso en condiciones adversas."

La comunicación no violenta nos ayuda a reducir las posturas ofensivas y las reacciones violentas a través de la compasión. Además, tiene como objetivo promover el respeto, la atención, la empatía y generar el deseo de entregarnos desde el corazón.

Al utilizar la CNV, debemos expresarnos claramente, teniendo en cuenta nuestros sentimientos, necesidades y lo que observamos y pedimos.

Como se explica en el libro "Comunicación No Violenta", ella nos permite estar en un estado de compasión natural por nosotros mismos y los demás.

El enfoque se vuelve efectivo en múltiples niveles de comunicación y múltiples tipos de relaciones. Incluso la CNV proporciona profundidad y afecto en las relaciones íntimas.

Comunicación que bloquea la compasión

Marshall B. Rosenberg condena la culpa, el insulto, el menosprecio, la generalización y otros aspectos negativos que menosprecian y comparan a las personas entre sí.

El autor cita, en su libro "Comunicación No Violenta", a Dan Greenburg, quien dice:

"El acto de pensamiento comparativo puede ejercer sobre nosotros la probabilidad de una vida infeliz en el futuro."

Tales pensamientos evaluativos pueden perturbar la piedad o la compasión atribuidas a ti mismo y a los demás.

Usar expresiones que niegan nuestra responsabilidad personal, como "Tengo que hacer esto" o "Me haces sentir culpable" solo nos aleja de la verdad de que nosotros, y solo nosotros mismos, somos responsables de nuestros pensamientos, sentimientos y actos.

Exigir que nuestra voluntad sea atendida de cualquier forma es también una amenaza que genera el bloqueo de la compasión, argumenta Rosenberg, ya que algunas acciones pueden traer recompensas y otras, castigo.

Observar sin juzgar

Cuando observamos al otro, no debemos juzgarlo por nuestra experiencia, ya que esa persona vivió algo diferente. Este acto puede afectar nuestras vidas y nuestro bienestar, así como el de los demás.

Como explica el autor Marshall Rosenberg en su obra "Comunicación No Violenta", la observación evaluativa disminuye la probabilidad de que otros escuchen el mensaje que queremos transmitir.

Según el filósofo indio Jiddu Krishnamurti:

"La forma más elevada de inteligencia humana es la capacidad de observar sin juzgar."

Puede que esta no sea una tarea fácil, ya que nos vemos obligados a "juzgar el libro por su portada".

Sin embargo, dejar de lado este precepto también nos saca de los lazos de la sociedad que nos privan de vivir tranquilamente sin juzgar a nadie ni ser juzgados.

¿Cómo identificar y expresar sentimientos?

Vivimos en un mundo donde los sentimientos no siempre son considerados importantes. Miramos demasiado a los otros y nos olvidamos de mirar nuestro estado emocional y eso termina costándonos caro.

La vida sería más sencilla y útil si pudiéramos expresarnos correctamente y decir lo que realmente sentimos.

Debemos expresarnos de acuerdo con nuestros sentimientos y, por lo tanto, buscar la forma más clara de transmitirlos, dejando en claro si nuestras expectativas están siendo cumplidas o no.

Asumiendo la responsabilidad de nuestros sentimientos

Podemos elegir cómo reaccionar a lo que otros dicen y hacen, y para el autor Marshall Rosenberg:

"Lo que otros dicen y hacen puede ser nuestro estímulo, pero nunca la causa de nuestros sentimientos."

La insatisfacción con alguna área de nuestra vida puede ser la razón del juicio negativo y las críticas mutuas. Todas estas son expresiones que están asociadas con nuestras necesidades.

Generalmente, cuando escuchamos críticas, tendemos a invertir nuestra energía en defensa propia y contraataque.

Según la obra "Comunicación No Violenta: Un lenguaje de vida", asumir la responsabilidad de los sentimientos de los demás equivale a una esclavitud emocional. De esta manera, tendemos a ver a las personas más cercanas a nosotros como cargas.

Pidiendo lo que enriquecerá nuestras vidas

Cuando nuestras necesidades no se satisfacen, lo mejor es encontrar una manera de hablar/preguntarle al otro para que comprenda lo que necesitamos.

Al hacer una solicitud a alguien, usa un lenguaje claro y positivo sobre lo que deseas, ya sea para expresar tu malestar o para no asumir erróneamente que el oyente ha entendido la solicitud.

También, al expresarnos abiertamente con alguien, es común que haya ansiedad por saber lo que el oyente siente, piensa o está dispuesto a hacer.

Marshall B. Rosenberg dice que la comunicación no violenta no es una herramienta apropiada para cambiar a las personas y su comportamiento. Sin embargo, requiere un cambio en el comportamiento de uno mismo.

El objetivo de la CNV es establecer una relación basada en la empatía y la sinceridad.

Recibir con empatía

Según el filósofo chino Chuang-Tzu:

"La verdadera empatía requiere escuchar con todo el ser: escuchar solo con los oídos es una cosa, escuchar con el intelecto es otra."

La empatía solo ocurre cuando nos deshacemos de todas las ideas y juicios preconcebidos sobre los demás.

Por lo tanto, debemos escuchar las observaciones, los sentimientos y las necesidades de otras personas, independientemente de las palabras que utilicen para expresarse.

Entonces podemos pedirle al otro que confirme lo que dijo y darle tiempo para reflexionar sobre ello, como una oportunidad para sumergirse en sí mismo.

Como señala el autor Marshall Rosenberg en el libro "Comunicación No Violenta", debemos tener cuidado al enviar un mensaje, porque con prisa podemos pasar la idea de que no tenemos interés en sus sentimientos y necesidades.

Después de todo, ¿cuál es el poder de la empatía?

El psicólogo estadounidense Carl Rogers dice:

"Es asombroso cómo problemas que parecen insolubles se vuelven solucionables cuando alguien escucha, cuando alguien no juzga, trata de asumir la responsabilidad de la persona sin tratar de darle forma."

Así, como destaca Marshall Rosenberg en su frase:

"Cuando empatizamos con los demás, se vuelve más fácil, porque entonces habremos tocado su humanidad y nos habremos dado cuenta de las cualidades que compartimos."

Ofrecer empatía a las personas en situaciones de tensión puede evitar el riesgo potencial de violencia. Por otro lado, nuestra solidaridad puede ser negada.

En este caso, si nos lo tomamos como algo personal cuando escuchamos un no, podemos sentirnos heridos y también perder la oportunidad de saber qué está pasando realmente con la otra persona.

Conectándonos compasivamente con nosotros mismos

La CNV influye en todas las áreas de nuestra vida, pero la más relevante es cómo nos tratamos a nosotros mismos. Ser demasiado autocríticos, por ejemplo, nos impide ver la belleza que llevamos dentro, además de perder la conexión con la energía divina que es nuestro origen.

De acuerdo con el libro "Comunicación No Violenta", las personas se evalúan a sí mismas, censuran sus malas actitudes a diario y sufren de antemano. Estas acciones crean una trama de odio contra nosotros mismos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que nuestros errores solo sirven para aprender grandes lecciones de ellos.

Cuando tenemos empatía, podemos perdonarnos a nosotros mismos. Somos capaces de reconocer que nuestra elección fue un intento de sobrevivir, a pesar de que el proceso de duelo nos ha demostrado que no funcionó muy bien.

Las propias situaciones de la vida a veces intentan culparnos, y eso puede afectarnos negativamente. Dado esto, no debes estar molesto y siempre debes estar cuidando de ti mismo.

Una forma importante de autocompasión compartida por el autor "es tomar decisiones motivadas por nuestro deseo de contribuir a la vida, no por miedo, culpa, vergüenza, deber u obligación".

¿Por qué expresar la ira?

"Debemos librar nuestras mentes de los pensamientos que asociamos con otras personas cuando nos sentimos enojados, porque ese tipo de pensamiento nos hace expresar nuestra ira superficialmente, culpando o castigando a la otra persona."

Como indica la frase del autor Marshall Rosenberg, el primer paso para expresar la ira es comprender que nadie es responsable de tu sentimiento de enojo más que ti.

Las acciones de los demás pueden servir como estímulo para lo que sientes, pero no son la causa para que sientas algo bueno o malo. La causa, a su vez, está ligada a pensamientos, ideas de culpa y juicios.

El libro "Comunicación No Violenta: Un lenguaje de vida" proporciona cuatro pasos para que expreses completamente tu ira:

  • Detente y respira;
  • Identifica los pensamientos que juzgan a las personas;
  • Conéctate a tus necesidades;
  • Expresa tus sentimientos y necesidades insatisfechas.

El uso de la fuerza para proteger

Marshall B. Rosenberg defiende que la verdadera intención de utilizar esta fuerza es eliminar ciertos juicios, privilegios e injusticias que puedan existir en nuestra vida cotidiana y en la sociedad. Consiste en proteger, no en condenar, culpar ni castigar.

En su obra, dice que difícilmente podríamos lograr lo que queremos si usamos la fuerza para cambiar el comportamiento de las personas.

Si tienes este tipo de actitud, él recomienda que te detengas y te preguntes:

  • "¿Qué quiero que haga esta persona?";
  • "¿Qué razones tengo para que esta persona haga esto?"

Liberándonos y aconsejando a los demás

Tenemos muchos aprendizajes culturales profundamente arraigados que pueden ayudarnos o incluso obstaculizarnos, generando así un bloqueo.

Deshacerse de él requiere mucha energía y conciencia para convertir el aprendizaje destructivo en pensamientos y actitudes positivas.

Según el libro "Comunicación No Violenta", nuestro diálogo interno está impregnado de juicios, lo que nos aleja de lo que necesitamos. Como resultado, se desarrolla depresión, lo que nos impide tomar medidas para satisfacer realmente nuestras necesidades.

El uso de la CNV nos ayuda a crear un estado mental más pacífico, ya sea para alentarnos y enfocarnos en lo que queremos o para dejar de estar subyugados.

Marshall afirma que a través de la comunicación no violenta, en lugar de interpretar a las personas y los profesionales indicando la psicoterapia, primero hay que empatizar con ellos y crear relaciones que sean mutuas y auténticas.

Expresando aprecio en la comunicación no violenta

La comunicación no violenta presenta los tres componentes más importantes para expresar aprecio:

Según el autor Marshall Rosenberg, la CNV nos anima a recibir aprecio con la misma calidad empática con la que nos expresamos.

¿Qué dicen otros autores al respecto?

En el libro "El secreto", Rhonda Byrne argumenta que todo es energía. Esta energía vibra según tu pensamiento y tu sentimiento. El consejo es dejar de lado la parte de tu pasado que no se adapta a tu presente y tu futuro.

Comprender tus emociones está relacionado con la inteligencia emocional. Con este fin, Ken Robinson, en "Out of Our Minds", afirma que la inteligencia emocional es tan importante como el coeficiente intelectual, ya que implica el proceso de conocerse a sí mismo ya los demás, además de poder controlar los sentimientos.

En el ámbito empresarial, en "A Whole New Mind", Daniel H. Pink demuestra que la empatía también está relacionada con el universo de la persuasión y permite la creación de estrategias y acciones directas que promuevan la buena interacción con los miembros del equipo.

Cierto, pero ¿cómo puedo aplicar esto en mi vida?

  • Ponte en el lugar del otro, tratando de entender sus motivos;
  • Observa y no juzgues a las personas;
  • Piensa con tu corazón, perdona a los que te ofenden y perdónate a ti mismo por no conseguir lo que deseas;
  • Observa cómo te sientes en situaciones estresantes y trata de amenizar esto;
  • Usa la empatía en todas tus relaciones, ya sea hablando o escuchando a otra persona;
  • Si escuchas algo negativo, respira hondo y trata a las personas con empatía y calidez, no guardes rencor;
  • Di lo que piensas de una manera más suave;
  • Trata a otras personas cómo te gustaría que te trataran;
  • Sé siempre honesto contigo mismo y con los demás;
  • Realiza actividades que te proporcionen placer.

¿Te gustó este resumen del libro "Comunicación No Violenta"?

Esperamos que hayas disfrutado de nuestro resumen y que apliques las lecciones de CNV de Marshall Rosenberg en tu vida. Deja tu opinión en los comentarios, ¡es muy importante para nosotros!

Además, para obtener más información sobre el contenido, compra el libro haciendo clic en la imagen a continuación:

Libro “Comunicación no violenta” - Marschall B. Rosenberg

Agregar a favoritos
Agregar para leer
Marcar como leído
Create Account
Inscríbete gratis

Y recibe resúmenes semanales de los bestsellers para leerlos y escucharlos cuando quieras.