One Simple Idea - Stephen Key

One Simple Idea - Stephen Key

¡Aprende cómo transformar tu idea de un producto en realidad y descubre cómo convertirte en un empresario viviendo la vida que siempre has querido!

¿Alguna vez has visto un producto en el mercado y pensaste "podría hacer algo mejor que esto"? ¿O tuviste esa brillante idea sobre un producto y pensaste cómo nadie había pensado en eso antes? ¡Ve cómo transformar ideas en algo concreto con el libro "One Simple Idea"!

Stephen Key te mostrará cómo puedes convertir tu idea en un producto rentable identificando los intereses de la audiencia y las oportunidades de mercado.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo este resumen y comienza a comercializar ideas!

Sobre la obra "One Simple Idea"

El libro "One Simple Idea", "Una idea simple" en traducción libre, fue escrito por Stephen Key y publicado en 2011.

En este trabajo, con 288 páginas y 19 capítulos, el autor demuestra que es posible convertir tus sueños en un producto rentable. Además, señala qué pasos dar para generar ingresos "alquilando" tus ideas a empresas.

La obra es bestseller y es aclamada por grandes autores y empresarios, como Mark Victor Hansen y Gary Dahl.

Sobre el autor Stephen Key

Stephen Key es inventor, orador y cofundador de InventRight. Con más de treinta años de trayectoria, el autor es considerado un gran referente en el área de la innovación y fue uno de los consultores del reality show "American Inventor".

También es especialista en licencias e invenciones de AllBusiness. com, además de autor de otros libros como "Sell Your Ideas With or Without a Patent" y "One Simple Idea for Startups and Entrepreneurs".

¿Este libro es recomendado para quién?

El libro "One Simple Idea" está recomendado para todo aquel que quiera sacar del papel sus ideas e inventos y convertirse en emprendedor.

Asimismo, la obra de Stephen Key se recomienda a las personas que necesitan aprender las estrategias adecuadas para llevar sus ideas al mercado y poder trabajar por sí mismas.

Ideas principales del libro "One Simple Idea"

En este resumen del libro "One Simple Idea", responderemos las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo aprovechar las oportunidades adecuadas para llevar tu idea al mercado?
  • ¿Cómo proteger tu creación de forma fácil y segura?
  • ¿Cómo crear una idea sencilla, comercializable y rentable?
  • ¿Cómo redactar un plan de negocios y empezar lentamente?
  • ¿Qué hacer para conocer bien el mercado y los clientes?
  • ¿Cómo convertirte en un experto en licencias?
  • ¿Qué hacer para cerrar un buen negocio?

El poder de una idea simple

Stephen Key comienza el trabajo mostrando cómo una idea simple puede brindarte el dinero, el tiempo y la libertad para vivir la vida que siempre has deseado.

Cómo crear la vida de tus sueños

Cualquiera puede tener una idea y sacar provecho de ella. Cuando tienes una idea y la alquilas a empresas, tu única responsabilidad es crearla, mientras que las empresas la fabrican y comercializan.

Este tipo de trabajo es posible gracias a una tendencia denominada "Innovación Abierta". Se trata de la apertura que las empresas dan a los "outsiders" para presentar y vender sus ideas.

Innovación Abierta

Según el libro "One Simple Idea", es muy importante aprender a licenciar tus ideas. Pocas empresas tienen el tiempo y recursos necesarios para desarrollar ideas, debido al alto costo de la investigación y el desarrollo.

Por lo tanto, es más fácil llevar un producto con licencia al mercado que crear uno desde cero, todo gracias a la innovación abierta.

CEO o CIO - ¿Cuál te queda mejor?

Crear una nueva empresa - o adaptar y expandir tu empresa ya existente, desarrollar, comercializar y distribuir el producto, son funciones que caben al CEO (Chief Executive Officer o Director Ejecutivo).

En cuanto a las licencias, eres el director de innovación de tu idea, responsable de su creación. En otras palabras, eres el CIO (Chief Innovation Officer) de tus creaciones, señala el autor Stephen Key.

¡Descubre tu idea millonaria!

En esta parte del libro "One Simple Idea", Stephen Key enfatiza que cualquiera puede tener buenas ideas. Solo tienes que buscar y verás que existen grandes ideas en toda parte, apenas precisas saber cómo ganar dinero con ella.

Busca ideas comercializables

Para el autor, muchas ideas fracasan porque sus creadores no pensaron en qué clientes comprarían su idea ni dónde se utilizarían.

Al iniciar tu proceso de creación, no debes crear un nuevo mercado para tu idea, sino crear una idea para un mercado existente.

Las ideas comercializables son aquellas que satisfacen necesidades y resuelven problemas. Y para saber qué idea crear, debes estudiar el mercado y averiguar cuáles son las tendencias y tu posible competencia.

Sé creativo

Ser creativo es ver las cosas con una nueva mirada. La creatividad posibilita solucionar problemas y provocar cambios. Las ideas surgen cuando alimentas tu cerebro con creatividad, a través de películas, libros, paseos, observación e incluso haciendo nuevas amistades.

¿Cuál es la mejor forma de demostrar tu idea?

Antes de desarrollar tu idea y llevarla al mercado, es importante que realices el trabajo esencial de investigación, análisis y diseño para asegurarte de que tu idea sea viable y pueda venderse en el mercado.

¿El producto va a vender?

Para el autor Stephen Key, es mucho más ventajoso crear proyectos para el mercado que diseñar tu idea y después mostrarla al mercado. Siendo así, él desarrolló estrategias para asegurarte de que tu idea se pueda vender.

Hazte las siguientes preguntas y encuentra las respuestas antes de poner tu idea en el mercado:

  • ¿Mi idea es estimulante?
  • ¿Quién comprará el producto?
  • ¿Por qué la gente comprará el producto?
  • ¿Dónde comprarán el producto?
  • ¿Cuánto estarán dispuestos a pagar?

¿Es la idea ejecutable?

Por mucho que una empresa esté interesada en una idea, y piense en comercializarla, solo lo hará si su fabricación es asequible y si cuenta con los recursos necesarios para hacerla.

Por lo tanto, como se indica en el libro "One Simple Idea", las empresas buscan ideas que puedan:

  • Aplicar con rapidez y facilidad en sus líneas de producción;
  • Distribuir a través de los canales existentes;
  • Producir y vender a costos accesibles.

Protege tu idea

Es muy importante saber si tu idea está protegida antes de "alquilarla" a una empresa. Una simple patente puede no garantizar tal seguridad.

De acuerdo con el autor Stephen Key, tienes que encontrar maneras de proteger tus creaciones. En esta sección del resumen del libro "One Simple Idea", veremos cómo hacer esto.

La forma inteligente de guardar tu idea

Primero, es necesario buscar información sobre la legislación de patentes. Solicitar una patente es costoso y requiere mucho tiempo. Además, las ideas cambian con el tiempo. Tu idea final puede ser bien diferente de la inicial.

Así, es más ventajoso proteger tu creación a través del pedido de patente provisoria. Eso te ofrece un mayor control y flexibilidad para saber cuándo presentar una solicitud de patente.

Controla cada etapa del proceso

Controla tus ideas. Acompaña cada paso de la producción, haz pesquisas y analiza el mercado. Aprende cómo se realiza la fabricación y la comercialización.

Para Stephen Key, no debes dejar que otros se ocupen de tu idea, debes protegerla y encontrar a las personas adecuadas y de confianza con las que quieras trabajar.

Para proteger tu idea, debes:

  • Mostrar tu idea solamente para tu abogado especializado en patentes y personas de tu confianza;
  • Pedir que las personas que examinarán tu idea firmen un acuerdo de confidencialidad;
  • Buscar un licenciatario para tu idea, en lugar de publicitarla para que puedan encontrarte.

Prepárate para promover tu idea

¿Has creado tu idea? ¿Te has certificado de que ella puede ser vendida para el mercado? ¿Has creado un modelo para presentarla y has hecho un pedido de patente provisoria de esta idea?

Si la respuesta es "sí", estás listo para encontrar un licenciatario y poner tu idea en el mercado, garantiza el autor Stephen Key en su obra "One Simple Idea".

Crea herramientas de ventas que crean una ventaja

Las empresas están interesadas en conocer los beneficios de tu idea y si generará ganancias. Por lo tanto, debes utilizar herramientas para mostrar las ventajas de tu idea:

  • Haz una lista de las ventajas que tiene tu idea sobre otras en el mercado;
  • Clasifica el valor de cada ventaja en una escala numérica, comenzando por la mejor ventaja a las demás;
  • Crea una exposición de ventajas de una línea y compárala con las ventajas de tu idea;
  • Desarrolla una página de presentación que contenga: representación de la idea, información de contacto e información de patente.

¿Cómo conseguir una licencia para la idea?

Al promover sus ideas a los licenciatarios, muchas personas no saben a dónde ir, con quién hablar y cómo presentar sus ideas. Para esto, el autor explica formas sencillas de vender tus ideas a las personas adecuadas.

Libérate del miedo

El miedo es tu mayor enemigo cuando quieres presentar tus ideas a las empresas. Para ayudarte a deshacerte de este sentimiento, Stephen Key presenta soluciones a los posibles miedos que puedas tener:

  • Protege tus ideas: de esta forma no hay posibilidad de que te roben tus ideas y esto te perjudique;
  • Estudia el mercado y charla con alguien que ya tenga hecho eso: tus posibilidades de equivocarte en esta situación serán menores;
  • Aprende de los rechazos: oír un "no" puede dejarte más cerca del "sí".

Descubre dónde debes intentar

Si cuando presentas tu idea a una determinada empresa, esta es rechazada, ¡no te rindas!

Antes de promocionar tus creaciones, debes estudiar el mercado y principalmente estudiar posibles empresas que encajen con tu idea. Asegúrate siempre de pedir un feedback.

Muchas ideas son comercializables, pero es posible que no sean la idea adecuada para una empresa en particular, como se enfatiza en el libro "One Simple Idea". Por lo tanto, presta siempre atención al mercado y no dejes tu idea en la estantería cuando escuches el primer "no".

¡Es hora de llevar tu idea al mercado!

Según Stephen Key, en esta última etapa del libro "One Simple Idea" debes estar tranquilo y preparado para negociar con los empresarios y vender tu gran idea. Hablar con estas personas es más fácil de lo que crees.

Entonces, existen algunas estrategias que pueden ayudarte a lidiar con esta situación.

Cierra un gran trato

Para el autor, negociar es como jugar al tenis, se lanzan varias preguntas de un lado a otro hasta llegar a un acuerdo.

Antes de negociar, es importante analizar y pensar:

  • ¿Qué quiere y qué podría querer la empresa?
  • Información importante de la empresa;
  • Las preguntas que deseas hacer;
  • Saber que están en el mismo equipo y deben trabajar juntos.

Viviendo un sueño

El trabajo de un innovador no termina en el momento que encuentra la empresa correcta y licencia su idea. Es preciso acompañar cada etapa del proceso que envuelve la comercialización del producto.

De esa forma, el innovador estará seguro de que tiene sus derechos garantizados y estará satisfecho de haber cerrado este trato.

Así, continúa innovando para el mercado, protege siempre tus ideas y aprende cómo negociar. ¡Vivir la vida de tus sueños es más fácil de lo que piensas!

¿Qué dicen otros autores al respecto?

En la obra "Disrupt You!", Jay Samit dice que las ideas innovadoras tienen el poder de transformar el mundo y alterar el sistema. Para que puedas desencadenar un perfil disruptivo, debes planificar tus objetivos y ser susceptible a los cambios internos y externos.

Los autores W. Chan Kim y Renée Mauborgne, en "La Estrategia del Océano Azul", traen un nuevo concepto en estrategia para ganar protagonismo en el mercado. Esta innovación se basa en explorar oportunidades de mercado en las que aún no hay competidores, los "océanos azules". De esta forma, hay una distancia de los oponentes y una forma diferenciada de crecimiento.

Finalmente, Ed Catmull, autor del libro "Creatividad, S. A.", aconseja dar más preferencia a las personas que a las ideas, pues personas creativas crean buenas ideas, pero buenas ideas pueden ser destruidas por malos equipos.

Cierto, pero ¿cómo puedo aplicar esto en mi vida?

Ahora que has visto los conceptos más importantes sobre el arte de crear y licenciar tus ideas con el autor Stephen Key, ¿vamos a recapitular algunos consejos prácticos?

  • Siempre estudia y analiza el mercado;
  • Crea tus ideas para un mercado existente;
  • Haz un modelo de tu idea;
  • Protege tu idea;
  • Muestra tu idea para las empresas correctas;
  • Estudia bien antes de negociar y cerrar un trato.

¿Te gustó este resumen del libro "One Simple Idea"?

¿Te gustaron las lecciones sobre cómo llevar tu idea al mercado? Deja tu opinión en los comentarios, ¡es muy importante para nosotros!

Además, compra la edición completa del libro haciendo clic en la imagen:

Libro “One Simple Idea”

Agregar a favoritos
Agregar para leer
Marcar como leído
Create Account
Inscríbete gratis

Y recibe resúmenes semanales de los bestsellers para leerlos y escucharlos cuando quieras.