Quiet Leadership - David Rock

Quiet Leadership - David Rock

Aprende con este manual de la victoria cómo ser un líder de excelencia, organizado y decidido que anima a todos en el equipo.

¿Cómo es tu liderazgo en tu entorno de trabajo? ¿Tu equipo está comprometido y está haciendo bien a la organización? Si tu liderazgo no está produciendo resultados positivos, ¡el libro "Quiet Leadership", del autor David Rock, puede ayudarte!

La falta de conexión entre los trabajadores de una organización está directamente relacionada con la postura del gerente. Para solucionar esto, el libro ofrece estrategias para que puedas desarrollar el desempeño de tus empleados, a través de un cambio de pensamiento y hábitos.

¡Entonces, en este resumen aprenderás a construir un equipo de trabajo fuerte, sólido y enfocado para que tu organización pueda mantenerse a la vanguardia del mercado!

Sobre la obra "Quiet Leadership"

El libro "Quiet Leadership: Six Steps to Transforming Performance At Work" fue escrito por David Rock y publicado en 2007.

Es considerado un manual del liderazgo victorioso y presenta seis pasos clave para involucrar y hacer crecer un equipo exitoso.

Sobre el autor David Rock

David Rock es escritor, coeditor del Neuroleadership Journal y tiene un doctorado en Neurociencia del Liderazgo de la Universidad de Middlesex.

Comprometido totalmente en la capacitación de liderazgo, David es director del Neuroleadership Institute y actualmente también forma parte del cuerpo docente de la International Business School, CIMBA, con sede en Europa.

¿Este libro es recomendado para quién?

El libro "Quiet Leadership" es ideal para líderes, gerentes y directores que no están contentos con la inercia y están listos para comenzar un cambio radical en sus vidas, con un enfoque en la dirección adecuada y consejos para un liderazgo exitoso.

Ideas principales del libro "Quiet Leadership"

  • El verdadero líder ayuda a las personas a establecer sus propias conexiones;
  • Las conexiones neuronales dan la formación de nuevos hábitos;
  • La construcción de estrategias es efectiva para la resolución de problemas;
  • La interacción efectiva brinda resultados, ahorra tiempo y energía;
  • La relación perfecta entre líder y liderado;
  • Las palabras de un líder marcan la diferencia;
  • La importancia de la detección de rostros en una organización;
  • Acompañar a los empleados en un camino exitoso es un símbolo de motivación;
  • El empleado autoconsciente tiene un líder experimentado detrás de él.

Las conexiones del pensamiento

Para hablar de liderazgo exitoso, llegar a los empleados y comprometerlos con una causa común, debemos centrarnos un poco en las conexiones de pensamiento.

Como se enfatiza en el libro "Quiet Leadership", el cerebro es totalmente responsable de la organización de nuestros pensamientos y habilidades, así como de la toma de decisiones y la motivación. Pero lo que realmente queremos llamar la atención son los mapas mentales.

A menudo, un gerente necesita dar nuevas direcciones a su organización. Y eso implica restablecer los objetivos, concentrarse e incluso cambiar la visión empresarial del equipo. ¿Pero qué hacer?

Comprende que cambiar los hábitos no es y nunca será una tarea fácil.

No solo porque los hábitos nos ponen en piloto automático, sino también porque es necesario crear nuevas conexiones neuronales para que eso suceda.

Cuanto más antiguo es un hábito, más se solidifica en nuestro pensamiento.

Esto se explica por el hecho de que se encuentra en un área del cerebro llamada ganglios basales. Cuanto más repetimos una determinada acción, más se conectan físicamente los ganglios.

David Rock explica que, para crear nuevos hábitos, necesitamos crear nuevos enlaces y conexiones neuronales.

Es difícil, prácticamente imposible, deconstruir una conexión hecha antes, pero podemos hacer nuevas conexiones para conquistar la meta no alcanzada.

Un líder que quiere tener un futuro exitoso necesita tener el arte del estímulo como una de sus características principales.

Y es a través de este comportamiento, junto con la apreciación del trabajo en equipo, que habrá un cambio en la visión corporativa de los empleados.

Así, para que el cambio tenga lugar, es necesario aprender una nueva forma de acercarse y tener una relación mejor con los trabajadores.

El autor David Rock indica la necesidad de comprender la raíz del problema, para, a partir de ahí, crear nuevas estrategias.

Para unir el poder del pensamiento con el hábito y establecer nuevas conexiones neuronales, es necesario:

  • Pensar;
  • Escribir;
  • Hablar;
  • Tomar una acción.

A partir de estos comportamientos, se favorece la creación de nuevos pensamientos y mapas mentales más profundos, más densos y con mayores posibilidades de trabajar.

Paso 1 - Piensa en pensar

A lo largo del trabajo "Quiet Leadership", se utiliza la expresión "quiet leader" ( "líder silencioso"), que puede entenderse como el comportamiento de un líder exitoso.

El líder exitoso no tiene que gritar a los cuatro vientos qué métodos se utilizan para aumentar el rendimiento de sus empleados.

El verdadero líder, que realmente anhela un mejor desempeño en su grupo de trabajo, primero debe buscar formas de mejorar el pensamiento de los empleados. O sea, mostrar estrategias para la resolución de problemas.

David Rock explica algunos métodos efectivos mediante los cuales un líder puede hacer esto:

Sé un defensor de la autonomía

Si eres un gerente autoritario y deseas que tu negocio crezca cada vez más, debes repensar tu comportamiento.

La productividad tiene que ver con el entorno en el que el individuo está insertado. Para que exista una mayor motivación, y para que tú y tu empleado cosechan las recompensas del arduo trabajo realizado anteriormente, es necesario que él se sienta libre en el entorno laboral.

Si tienes un empleado exitoso en la empresa, no puedes decirle qué hacer. Esto, por supuesto, si aún desea que siga funcionando bien.

¿Y si es al revés?

Si alguien no puede realizar las actividades y ofrecer un rendimiento satisfactorio, ¿qué debes hacer? Continúa con el mismo pensamiento.

Ofrece autonomía. La diferencia es que esta vez tendrás que escuchar las dificultades y comprender por qué los obstáculos son mayores que los logros.

Después de esto, preséntale las posibilidades actuales.

¡No está pensando por él, está pensando con él!

Busca respuestas

Céntrate en soluciones. Por más obvia que sea esta frase, generalmente no es seguida.

Es mucho más fácil mantener nuestra atención buscando a los culpables del fracaso del plan.

Lo malo es que estaremos dirigiendo nuestra atención al pasado y, en consecuencia, perderemos dos cosas: tiempo y energía.

Para el autor David Rock, no es interesante centrarse en las causas de los problemas; al contrario, conviene buscar métodos para resolverlos.

Así, cambia tu discurso de "por qué" a "cómo podemos cambiar". Y seguramente, a través de la autonomía garantizada y el apoyo del líder, tu equipo llegará más lejos.

Sé un impulsor del cambio

Ayudar a alguien a establecer nuevas rutas es un desafío. Jugar con el subconsciente es difícil y es necesario crear nuevos conjuntos de ideas.

Según el libro "Quiet Leadership", el verdadero líder debe ser experto en la retroalimentación positiva.

El sentimiento de miedo, frustración y angustia puede aparecer cuando necesitas probar algo innovador. Pero ten en cuenta que si instruyes a tu empleado y le hace comprender que los cambios son necesarios para el crecimiento, este pasaje será un poco más tranquilo.

Elogia los pequeños logros. No esperes a que suceda algo grande para expresar tu satisfacción con el trabajo de tu equipo.

Además, comprende que cualquiera que no esté motivado en cosas pequeñas nunca hará algo grande.

Paso 2 - Aprende a escuchar

Un ejemplo de liderazgo tiene que ver con saber escuchar. No sirve de nada programar una reunión con tus empleados y esperar a que digan lo que quieres escuchar. No funciona así.

Para que realmente puedas ayudar a la transformación psicológica de tu equipo y a las nuevas conexiones neuronales, debes saber escuchar sin prejuicios, sin juicios preestablecidos ni opiniones formadas previamente.

Tienes que estar dispuesto a escuchar problemas, dolores, sentimientos, quejas y frustraciones mientras motiva a tu equipo a hacer lo mismo entre ellos. Transforma tu entorno de trabajo en un lugar acogedor.

Un verdadero líder valora las ideas expresadas como si fueran la única solución al problema. Un verdadero líder es atento, motivador e interesado.

Muéstrate capaz de aprender con tu grupo, entiende que allí no hay profesores, sino colaboradores a favor de un bien común.

Otro consejo destacado en el libro "Quiet Leadership" al escuchar los discursos de las personas, capacítalos para resolver sus propios problemas.

El líder necio, el dictador o el que siempre dice qué hacer, puede tener dos consecuencias:

  1. Un empleado perezoso que siempre está esperando respuestas rápidas;
  2. Un empleado inseguro que no tiene coraje para dar su opinión y siempre vive a la sombra de alguien.

La escucha efectiva también requiere que el oyente se distancie del problema.

El autor David Rock explica que debe haber algunas actitudes necesarias para que esto suceda:

  • Presta atención a la conversación, pero no te pierdas en detalles innecesarios;
  • No permitas que tus suposiciones sobre algo se interpongan en el camino de la conversación;
  • Ten cuidado con los compromisos constantes. Cuando una persona decide hablar, realmente necesita que la escuchen. Para que las personas se desempeñen mejor, deben sentirse importantes;
  • Atención a los desencadenantes emocionales. Muchas veces te pierdes en una conversación prestando atención a algunos detalles emocionalmente unidos a ti. Invierte en tu control emocional.

Paso 3 - Habla con intención

Para una conexión perfecta, el verdadero líder debe tener cuidado con el discurso vacío.

Según el autor David Rock en "Quiet Leadership", si tu enfoque es mejorar las habilidades de tu equipo y ayudar en nuevas conexiones de pensamiento, debes dirigir las palabras.

Sé conciso con tus palabras. La mayoría de las veces, las famosas reuniones de trabajo son agotadoras e improductivas. Sé claro con tu mensaje y traerás más compromiso, enfoque y comprensión.

La especificidad, a su vez, requiere esfuerzo, precisión y estudio. Por otro lado, gana alcance e interacción en el medio en el que se propaga el mensaje.

Sé generoso. La persona generosa está comprometida con las otras personas. Las palabras positivas que liberan una dosis de autoestima son muy bienvenidas.

El refuerzo positivo y el estímulo son críticos para la salud de una organización y una mayor participación del equipo.

Paso 4 - Señala la solución

¿Y el compromiso?

El autor explica que, al igual que en la danza, una organización exitosa necesita sincronía entre los miembros del equipo.

Para que esto suceda, es necesario establecer cuatro características esenciales para la resolución de problemas dentro de un entorno corporativo:

Permiso

El libro "Quiet Leadership" destaca que el permiso es importante para un verdadero diálogo entre líderes y seguidores. Y este permiso se otorga mediante el fortalecimiento de las relaciones interpersonales.

El diálogo se puede dividir en niveles de afinidad y, sobre todo, de intimidad. Con aquellos a quienes estamos más cerca, establecemos una conexión de confianza.

Necesitas sentirte cómodo para decir algo. Ya sean problemas o ideas, discursos o simples reuniones, es necesario, en primer lugar, establecer la armonía social.

Posicionamiento

Una empresa que tiene el crecimiento como meta a seguir debe basarse en la sinceridad. El posicionamiento es efectivo no solo en términos de estructura vertical, sino también en la gestión horizontal entre empleados.

Así, es esencial proponer ideas. Discute objetivos, haz preguntas, pero lo más importante, crea estrategias para una interacción perfecta entre ustedes.

Cuestionamiento

Cuestiona coherentemente. Las preguntas son efectivas para un mayor compromiso y creatividad. Haz preguntas que lleven a la reflexión y a una posible solución.

De esa forma, al crear posibilidades, expandirás las conexiones interpersonales y neuronales, lo que generará un mejor rendimiento para tu equipo.

Aclaraciones

David Rock explica que es importante redirigir la atención de los empleados a la solución. No es factible centralizar el problema y poner al equipo en una situación de duda.

Este es el momento de la aclaración.

Ser un facilitador de ideas requiere atención, determinación, compromiso e interacción.

Además, responder preguntas, establecer posiciones, crear conexiones y aclarar dudas son los cuatro pilares para sincronizar el éxito.

Paso 5 - La forma de pensar CREATE

El penúltimo paso citado por el autor David Rock es el modelo CREATE.

Puede entenderse como una autoevaluación por parte del gerente a través de los otros pasos tomados.

Este modelo es una forma de analizar la efectividad del trabajo de las personas después de seguir los pasos anteriores.

Como se indica en el libro "Quiet Leadership", el líder evaluará los posibles cambios en los empleados, el rendimiento y el desempeño del equipo como un todo.

Este método es eficaz ya que motiva a la organización en el proceso de cambio. Además, refuerza la importancia del colectivo y cómo un líder enfocado puede llevar a cabo estrategias para el bien común.

CREATE ayuda a los miembros a enfrentar sus propios dilemas y abre posibilidades para explorar nuevas alternativas para resolver problemas. En consecuencia, amplía horizontes a través de nuevas conexiones neuronales.

Es en esta etapa que el individuo está más motivado para cambiar la situación que lo aflige y convertir las percepciones simples en nuevos hábitos cotidianos.

Paso 6 - Seguimiento

La sexta y última característica que se aborda en el trabajo "Quiet Leadership" es el seguimiento.

De nada sirve escuchar, evaluar, mostrar los pasos para formar nuevos hábitos, si no hay formas de continuar con lo aprendido.

Sabemos que las posibilidades de que olvidemos lo que hemos aprendido recientemente son altas. Dicho esto, aquí está la necesidad de arreglar las ideas a través de la conexión neuronal y el cableado, citado por el autor David Rock.

El cableado corresponde a la permanencia de la conexión y la formación de nuevos mapas mentales que guían el nuevo pensamiento adquirido.

"Cuando estas conexiones no están bien establecidas, ¿cómo puedo identificar las dudas de mi equipo?"

Puedes evaluar el grado de afinidad (o dificultad) que tiene tu profesional con un área en particular. Por lo tanto, es posible establecer de una vez por todas métodos y caminos hacia soluciones más aplicables.

Las expresiones son cuatro:

  1. Dilema: esta es la fase más compleja. El profesional no puede encontrar una salida a ese problema;
  2. Reflexión: esta es la segunda fase. Empieza a pensar en posibles soluciones, pero aún se encuentra desacreditado en la credibilidad de sus pensamientos;
  3. Motivación: la etapa en la que comienza a creer en sus suposiciones y enfrenta miedos que alguna vez fueron obstáculos;
  4. Iluminación: es la etapa de reorganización de ideas. El individuo no tiene miedo, está dispuesto y listo para actuar en una situación determinada.

El modelo FEELING se destaca magistralmente en todo el libro. Este modelo reúne la idea de la importancia de la unión:

  • De los hechos, reuniendo lo aprendido y lo no aprendido;
  • De las emociones, evaluando cómo se sintieron después del logro de una actividad particular;
  • De los estímulos, a través del refuerzo positivo, elogios y motivación;
  • Del aprendizaje, permitiendo nuevas conexiones neuronales;
  • De la búsqueda de nuevos objetivos, la motivación y la creatividad constante.

Aquí está el manual del líder victorioso. ¡No pares, el éxito te llama!

¿Qué dicen otros autores al respecto?

Para John Maxwell, autor de "Liderazgo, Principios de Oro", los mejores líderes son aquellos que saben escuchar. Los oyentes saben lo que sucede porque están atentos. Aprenden mejor que otros porque absorben ideas de diferentes lugares. Además, los buenos oyentes tienen la capacidad de ver mejor las fortalezas y debilidades de otras personas.

Ya en la obra "Todo el mundo es importante", los autores Bob Chapman y Raj Sisodia exploran cómo los verdaderos líderes deben estudiar continuamente para desarrollarse y desarrollar a quienes los rodean, de modo que también se conviertan en excelentes líderes que creen y valoran a las personas.

Además, se debe alentar a los empleados a innovar y probar cosas nuevas, incluso si fracasan. Esto les hace darse cuenta de que los gerentes tienen plena confianza en su potencial y su trabajo. En el libro, esta práctica se llama "libertad responsable".

Ed Catmull, autor del libro "Creatividad, S. A.", aconseja dar siempre más preferencia a las personas que a las ideas, porque las personas creativas crean buenas ideas, pero las buenas ideas pueden ser destruidas por malos equipos.

Cierto, pero ¿cómo puedo aplicar esto en mi vida?

  • No des las soluciones. En cambio, muestra las posibilidades;
  • Sé un animador. Aprende que el elogio no te hace menos líder, por otro lado, aumenta considerablemente tus posibilidades de ganar;
  • Sé un buen oyente. Escucha las ideas, por extrañas que puedan parecer. No veas obstáculos, admira las habilidades;
  • Empodérate emocionalmente. Eres un líder, pero sobre todo eres humano. Cuida tus emociones;
  • Habla palabras con intención y apunta a tu audiencia. No pierdas tu tiempo ni el tiempo de quienes trabajan contigo;
  • Acompaña a tu equipo en el camino al éxito. Disminuye la distancia entre la idea y el hábito y sé un estímulo en el lugar donde trabajas.

¿Te gustó este resumen del libro "Quiet Leadership"?

¡Ahora es el momento de practicar las enseñanzas de liderazgo del autor David Rock! Deja tu opinión sobre este trabajo en los comentarios, ¡es muy importante para nosotros!

Además, para obtener más información sobre el contenido, compra el libro haciendo clic en la imagen a continuación:

Libro “Quiet Leadership”

Agregar a favoritos
Agregar para leer
Marcar como leído
Create Account
Inscríbete gratis

Y recibe resúmenes semanales de los bestsellers para leerlos y escucharlos cuando quieras.