Libro La Mente del Líder –  Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter

La Mente del Líder – Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter

Descubre, en este resumen, cómo mejorar tus capacidades mentales para entender y liderar mejor a ti mismo, a tus empleados y a tu organización

Como líder, ¿te consideras inspirador y un buen ejemplo a seguir? Según un estudio realizado en 2016, el 86% de más de 52.000 gestores respondió que sí. Si estás con la mayoría, quizás también debas pensar en otra pregunta de este estudio.

¿Crees que tus empleados piensan lo mismo de ti? De hecho, según la investigación, el 82% de ellos considera que sus líderes son desalentadores. Es curioso cómo las mentes de dos personas, o de dos grupos de personas, pueden trabajar de forma tan diferente sobre el mismo tema, ¿no?

Esto ocurre porque la mente es mucho más que los 85.000 millones de neuronas localizadas en la cabeza y los cientos de millones en el resto del cuerpo. La mente es la experiencia cognitiva, emocional, física y espiritual de ser tú.

Continúa leyendo este resumen del libro “La Mente del Líder” de Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter para aprender cómo cambiar y reconciliar todas estas perspectivas, ofrece una orientación clara para mejorar tu autocontrol y control sobre tu equipo.

El libro “La Mente del Líder”

El libro “La Mente del Líder”, a lo largo de 320 páginas, se basa en una investigación con 35 mil líderes y en entrevistas con 250 directores generales de más de 100 países.

Dividido en tres partes, cuenta con recursos gráficos, como matrices que muestran cuál es la característica destacada que una persona presenta cuando tiene una virtud, pero carece de otra, por ejemplo.

Además, basa su información en una gran cantidad de datos de las investigaciones y en las palabras de otros autores. También aporta ejercicios con un detallado paso a paso que entrenan y fortalecen las capacidades mentales.

En otras palabras, muestran de forma práctica que es necesario liderar sacando de la cabeza el pensamiento convencional de “jefe” que ocasionó la crisis global de liderazgo.

¿Quiénes son Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter? 

El dinamarqués Rasmus Hougaard es el fundador de The Potential Project, el líder mundial en soluciones corporativas basadas en la atención plena, que opera en 20 países.

El autor de artículos en Harvard Business Review, Forbes y Business Insider ha sido nombrado uno de los ocho más importantes pensadores del liderazgo en el mundo actual por Thinkers50.

La coautora, Jacqueline Carter, es socia internacional de la empresa fundada por Hougaard y responsable de liderar la compañía en Norteamérica.

Tiene un máster en Comportamiento Organizacional y más de 20 años de experiencia en consultoría y gestión.

¿Por qué leer “La Mente del Líder”?

Siguiendo el propio título, la obra es, sin duda, más adecuada para los líderes, independientemente del área. Definitivamente, las personas que quieren desarrollar las llamadas soft skills, aportando a su entorno de trabajo más humanidad, atención, altruismo y compasión.

El libro “La Mente del Líder” enseña al líder cómo conducirse a sí mismo, a su equipo y a su organización hacia un efecto renovador que sea duradero, a través de la creación de una cultura interna que se manifieste en los resultados.

Los autores ofrecen una solución radical, pero práctica, que da la vuelta a la idea de que los líderes sólo consiguen el compromiso, la aceptación y la pasión por liderar si son autoritarios.

¿Cuáles son los puntos principales de “La Mente del Líder”?

  • La compasión es concreta y pragmática, no etérea y sentimental;
  • La atención plena se refiere a prestar atención al momento presente, con concentración, calma y de forma no obstruida;
  • El proceso educativo de los líderes, por lo general, es conducido como si se empezara a construir una casa por el tejado. La estrategia, la gestión de personas y las finanzas deben ser la parte final del enfoque;
  • “Haz menos, sé más”;
  • La lectura introduce prácticas de altruismo no convencionales: “La compasión es un egoísmo sabio porque cuando somos amables con los demás somos más felices”.

¿Cómo entenderse y liderarse a sí mismo?

Los autores afirman haber descubierto que la base de los líderes actuales se encuentra en el acrónimo “Liderazgo MSC”. En inglés, la letra M significa mindfulness, o atención plena; la S, selflessness, o altruismo, y la C, compassion, que es compasión.

Así que, empezando por el primer punto, la atención plena es tanto una práctica como un estado mental, uno se refuerza con el otro.

Esta práctica hace que el líder, o cualquier otra persona que lo intente, sea extraordinario a partir del propio funcionamiento del cuerpo. Fortalece el sistema inmunitario, disminuye la presión arterial y el ritmo cardíaco, mejora el sueño y reduce el estrés.

Hemos dicho al principio de este resumen que la mente y el cerebro son cosas muy diferentes. Pero, por supuesto, una está estrechamente relacionada con la otra. El entrenamiento de la atención plena aumenta la densidad de las células grises, mejorando la función cognitiva, la memoria, la concentración y los tiempos de reacción.

En el trabajo, que es el tema central del libro, la lista de beneficios también es amplia: potencia la creatividad y la innovación, mejora la relación entre empresario y empleado, reduce el absentismo y mejora el proceso de toma de decisiones.

Para desarrollar esta característica es necesario entrenar la concentración, que consiste en atenerse a una tarea específica durante un periodo de tiempo, y la perceptividad, que es la capacidad de tomar buenas decisiones en esa tarea en la que se está concentrado.

Para la concentración, hay seis aspectos: control, habilidad, velocidad, agilidad, claridad y durabilidad. Al mejorar cualquiera de ellos, el conjunto ya se ve reforzado.

Si le dedicas solo 10 minutos al día, ya puedes sentir los resultados después de nueve semanas.

Cabe destacar que, según el libro, el café no es útil para la concentración, porque al mismo tiempo que la cafeína despierta, también aumenta la dispersión.

En cambio, el altruismo, en el liderazgo, está presente a través de la humildad y la voluntad de servir.

La compasión es un concepto que puede traer cierta confusión, ya que al mismo tiempo que el 92% de los más de mil líderes entrevistados afirman que es un rasgo importante o extremadamente importante para liderar, el 80% afirma que su mejora en esta parte sería valiosa o extremadamente valiosa, pero no saben cómo hacerlo.

Un error común es confundir la compasión con la empatía. El CEO de LinkedIn, dice que “la empatía ocurre cuando se asume el sufrimiento de los demás y ambos salen perdiendo. Con la compasión, ganas la fuerza para actuar con maestría”.

Y, según Hougaard y Carter, “la compasión significa tomar decisiones difíciles por el bien de la organización, incluso cuando afecta negativamente a los individuos”.

A lo largo de todo el liderazgo MSC se aplican los mismos pilares, pero en esta sección la atención se centra primero en el “auto”.

Ejerce tu autoliderazgo gestionando tus propios pensamientos, comportamientos y acciones, interiorizando las ideas y los conceptos, ante todo.

Haz un buen uso de la autoconciencia, para transformar la información que has obtenido en la autoevaluación en acciones, manteniendo tus valores.

Por último, recuerda que un sueño de calidad, minimizar los hábitos tecnológicos potencialmente compulsivos y tener momentos de descanso también son cruciales para la salud de la mente.

¿Cómo entender y dirigir a tus empleados?

Empezando por un error común en muchas empresas actualmente, por muy bien intencionado que sea, es la forma de motivar a los empleados.

Los autores indican que es más productivo ofrecer motivadores internos, como la participación significativa, la interconectividad y el aprecio personal, que satisfacciones externas, como bonificaciones, aumentos de sueldo, un entorno de trabajo “guay”, comida gratis u horarios flexibles.

Es esencial cuidar el lado humano, en las relaciones. El libro aporta datos que demuestran que los líderes son tres veces más propensos a interrumpir a sus colegas, realizar otras actividades durante una reunión, levantar la voz y decir cosas ofensivas, en comparación con alguien de un nivel inferior en la jerarquía de la empresa.

También es más probable que se comporten de forma grosera, egoísta o poco ética. Todo esto, como se puede deducir, hace mucho daño a la motivación de los liderados.

El mal comportamiento del líder puede venir, sí, de forma inconsciente. En cualquier caso, lo recomendable es aprovechar los mejoramientos puestos en práctica consigo mismo para considerar cuál comportamiento necesitas superar, y esforzarte por hacerlo, uno a la vez.

Deja a un lado tu experiencia por unos momentos, afronta el trabajo diario con la mente de un principiante, para poder percibir nuevas posibilidades y perspectivas.

Junto con esta curiosidad, también puede venir la presencia necesaria para que el líder se gane la confianza de los miembros del equipo. Establece verdaderas conexiones y haz que los momentos en los que están presentes sean importantes.

Esto también tiene en cuenta la presencia encarnada: el aspecto de tu postura, el espacio que ocupas, el posicionamiento que adoptas, físicamente hablando, todo ello influye en ser mejor recibido.

Y la primera parte se refiere a mirar hacia adentro no es en vano. ¿Te has dado cuenta de que a veces te afecta la emoción de otra persona, ya sea positiva o negativa? Lo mismo ocurre cuando eres “el otro”, así que procura controlar tus emociones difíciles y resolver el malestar de la mejor manera sin afectar a tus compañeros.

Presta atención a la empatía mencionada anteriormente, que a menudo causa confusión. Esté atento a las trampas que puede ofrecer la empresa cuando pase por el lugar de la compasión.

Compasión, incluso, que en esta parte ponemos aún más en práctica. Cuatro características conforman el significado de esta palabra y que, aquí, se pueden explicar y aplicar mejor:

  1. Desear que los demás sean felices;
  2. Desear aliviar el sufrimiento de los demás;
  3. Tener la alegría de ver a los demás alcanzar el éxito;
  4. Ver a todos los demás como iguales.

El bienestar de las personas con las que convives en el trabajo puede cultivarse con algunas actitudes difíciles, cómo deshacerse del ego para resolver conflictos, hasta otras sencillas, como ayudar a alguien en una actividad difícil o enviar una nota de agradecimiento a quien ha hecho eso por ti.

Una buena manera de resumir el papel del líder como guía del equipo es ser “invisible”, según las palabras del filósofo chino Lao-Tsé:

 “Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando su trabajo está hecho, su objetivo cumplido, dirán: ‘nosotros mismos lo hicimos’.”

Un líder extraordinario proporciona una orientación que resulta emancipadora para sus empleados.

¿Cómo entender y liderar tu organización?

Un punto que, por servir tanto al papel del líder como al del liderado, encaja en la forma de gestionar la organización en su conjunto es la ecuación por la que funciona la llamada economía de la atención en la que vivimos, en la cual saber gestionar los valores implicados en la ecuación siguiente es tan valioso como cualquier otra competencia:

Concentración x Tiempo x Competencia = Productividad

Todos los valores, ya sea en forma “matemática” o “conceptual”, están relacionados entre sí todo el tiempo, al igual que la organización está hecha del conjunto de buenas prácticas del líder consigo mismo y de este con su equipo.

En todas estas relaciones, la cultura organizacional es creada, desarrollada y seguida – o no. Por lo tanto, siempre hay que reflexionar sobre los valores que conforman esta cultura, y comprobar la necesidad de reafirmarlos ante el equipo, o incluso reevaluar si siguen encajando en el contexto actual de la empresa.

En el libro se recomienda que la cultura esté orientada a las personas, no a los accionistas.

Si notas que alguno de los principios trabajados hasta el momento ha bajado el rendimiento, invierte en formación para todo el equipo. Uno de los ejemplos citados es el de la empresa Accenture, que ofrece programas de formación en atención plena, colectivos e individuales.

En 20 países, los resultados fueron un 30% más de concentración, un 25% más de capacidad para establecer prioridades, un 34% más de claridad mental y un 23% menos de comportamiento multitarea. Los números no mienten.

Y, por supuesto, hay que hablar de las mismas quejas de siempre, de los mismos motivos de siempre que afectan a (casi) todo el mundo, en cualquier empresa a la que vayas.

Las reuniones innecesarias y poco atractivas afectan incluso a los gestores. Dos mil dijeron que al menos el 30% del tiempo de las reuniones se desperdiciaba, en una encuesta de Industry Week.

En el caso de 3M, esta cifra oscilaba entre el 25% y el 50%. La cultura de la atención plena influye incluso en esto, mejorando todo el esfuerzo y el tiempo aplicados.

Otra cuestión sencilla que contribuye a la productividad y el bienestar de la organización es el correo electrónico. La investigación de 2012 trajo en la obra, acusó, en promedio, el 28% del tiempo de los empleados gastado sólo en esta forma de comunicación.

¿La solución? Las herramientas de interacción y colaboración social como Trello, Basecamp, Teamwork Projects y Google Docs han conseguido aumentar la productividad de los trabajadores intelectuales entre un 20 y un 25% al sustituir el 60% de los correos electrónicos enviados.

No hay que subestimar, el impacto, así como todo lo que se ha trabajado hasta ahora, se ha traducido en un descenso del 3% de los costes administrativos totales, con un aumento de los ingresos por acción de más de la mitad.

Libros sobre la influencia de la mentalidad en el liderazgo

En el sugerente título Mentalidade, el mentor de negocios y desarrollo personal, Pablo Paucar, enseña cómo entrenar la mente y el comportamiento para que los emprendedores, especialmente los principiantes, puedan alcanzar sus objetivos.

En “La Mentalidad de Fundador”, los autores demuestran que pensar como el creador de la empresa es útil no sólo para el CEO, sino para cualquiera que quiera motivar a sus seguidores y superar las crisis.

Ya en “Confianza Inteligente” los autores afirman quelos extremos son peligrosos: la confianza ciega y la falta de confianza. Por eso, hay que desarrollar una confianza inteligente, y así, traer prosperidad y energía a la vida personal y profesional.

¿Cómo puedo mejorar mi mentalidad con el libro "La Mente del Líder”?

  • Enfoca toda tu concentración, atención y energía en la misión de convertirte en un líder plenamente extraordinario;
  • Haz el test de Harvard Business Review para conocer tu nivel de concentración y percepción;
  • Intenta utilizar un término más inclusivo siempre que uses la primera persona del singular;
  • Evita la multitarea, las cosas pueden no funcionar si no das toda tu concentración a la tarea que tienes que realizar;
  • Entrena y desarrolla las habilidades necesarias para el liderazgo con la app desarrollada especialmente para este libro, disponible en Google Play Store y App Store.

Califica el resumen del libro “La Mente del Líder”

¿Este resumen te ha ayudado a comprenderte a ti mismo, a tu organización y a tus empleados? ¿Cuál de estos puntos crees que necesita más atención en tu contexto empresarial actual?

Si las lecciones que has aprendido aquí te han sido de utilidad, o si consideras que algo podría estar mejor explicado, ¡deja tu opinión en los comentarios de abajo! ¡Es fundamental que podamos percibir y aportar un contenido cada vez más extraordinario como la mente del líder que serás!

Y, para recibir el paso a paso detallado de las técnicas para mejorar el esfuerzo aplicado en el trabajo y el psicológico para lidiar con todas las responsabilidades que conlleva el liderazgo, haz clic en la imagen de abajo y compra el libro completo, ¡en español!

Libro La Mente del Líder - Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter

Agregar a favoritos
Agregar para leer
Marcar como leído
Create Account
Inscríbete gratis

Y recibe resúmenes semanales de los bestsellers para leerlos y escucharlos cuando quieras.