Libro "You Need a Budget"

You Need a Budget - Jesse Mecham

Descubre con este resumen lo que hace el dinero y lo que puede hacer por ti.

En 2004, Jesse Mecham y su esposa, ambos con 20 años, eran recién casados. Ellos vivían en un sótano de 300 metros cuadrados. Jesse hacía maestría en contabilidad, mientras hacía bachillerato en servicio social. Además, pensaban en tener el primer hijo. Y fue en ese momento que ellos se sintieron sin dinero.

Entonces, el autor resolvió crear una hoja de cálculos para monitorear todos sus gastos, diariamente. Aunque su situación era difícil, el dinero ya no se veía con angustia. Al mantenerse dentro de su presupuesto, la pareja pudo pagar sus facturas y disfrutar de algunas noches al mes.

El método de Mecham es basado en cuatro reglas que veremos más tarde. Con el tiempo, empezó a enseñar ese método para otras personas y la hoja de cálculos se ha transformado en un software llamado “You Need a Budget”.

En esta obra, el autor comparte el método que le ayudó a eliminar la ansiedad financiera. Vamos a hacer un abordaje de las reglas que irán a contribuir para que tú consigas llegar allá también. ¡Sigue con nosotros!

Sobre la obra “You Need a Budget”

El libro “You Need a Budget”, lanzado en 2019, fue escrito por Jesse Mecham, y muestra cómo ganar el control de tu dinero.

Esta obra es compuesta por 224 páginas y 9 capítulos. Después de la lectura, descubrirás que ese libro va a contribuir con dos poderosas habilidades para ti: un sistema concreto para tomar decisiones y una nueva mentalidad.

Sobre el autor Jesse Mecham

Jesse Mecham es fundador de la aplicación You Need A Budget. El aplicativo fue creado a través de su experiencia, y la de su esposa, con el dinero.

El autor actualmente ayuda a millones de personas, por todo el mundo, a tener control de sus finanzas y aprovechar la vida según sus propios términos.

¿Este libro es recomendado para quién?

Esa obra es indicada para aquellos que ya han intentado ahorrar dinero y fracasaron. Si luchas con esto y piensas que es asfixiante y rígido, este libro cambiará tu perspectiva.

Si tu familia quiere pagar sus deudas, romper el ciclo de “sueldo a sueldo”, o ser capaz de pagar las vacaciones sin tarjeta de crédito, necesitas reunir dinero para lograrlo y de esto trata el libro.

Ideas principales del libro “You Need a Budget”

Entre el contenido presentado en el libro, hemos reunido las mejores estrategias para que tú desarrolles habilidades y conocimientos para llevar a cabo una organización de tu vida financiera. Los puntos clave del libro son:

  • Cómo dar funcionalidad a tu dinero;
  • Aprende a diferenciar tus gastos previsibles de los imprevisibles;
  • Qué hacer cuando el inesperado ocurre;
  • Cómo se calcula la edad de tu dinero.

¿Vamos al contenido?

Regla número 1 - Da a cada moneda un empleo

La pregunta esencial es:

“¿Qué quiero que mi dinero haga por mí?”

Empieza destacando cual es el destino de tu dinero, tus obligaciones, los gastos obligatorios, o sea, los que necesariamente hay que atender. El alquiler, el transporte y la comida son algunos ejemplos.

Después de hacer eso, empieza el verdadero trabajo. El próximo paso es decidir qué hacer con tu dinero, pues tú sabes cuánto tienes de sobra para hacer lo que quieras: viajar, comprar ropas, cambiar el coche o el smartphone.

Una vez más, para empezar destina tu dinero a pagar el básico para vivir. En seguida, úsalo para aprovechar la vida de tu manera.

Según Mercham:

“Antes de comenzar a mandar en tu dinero… tú necesitas decidir qué necesita ser hecho. Tú estás literalmente escribiendo una lista de tareas para tu dinero. Si nunca has hecho algo tan proactivo con tu dinero, verás rápidamente como eso cambia tu perspectiva en cada moneda que tú tienes.”

Regla número 2 - Asume tus gastos reales

Bueno, en la primera regla vimos las obligaciones con el dinero y la parte de usarlo para divertirte. Sin embargo, ¿qué hay entre ambas partes? Esos son los gastos irregulares. De eso trata la segunda ley.

Mecham dice que tú debes reservar dinero para lo que él denomina “gastos reales”. Esos gastos no son obligaciones, además los gastos pueden ser de dos tipos:

  • Los predecibles: son el seguro del coche, el seguro del hogar, que se puede pagar a lo largo del año. También incluyen las facturas de agua y electricidad, que pueden variar según la estacionalidad;
  • Los imprevisibles, pero imprescindibles son aquellos como estrellar el coche, llevar al perro al veterinario, romper accidentalmente un mueble, cosas así.

Los gastos imprevistos son los que se interponen en nuestro camino, normalmente, dice el autor. Son ellos los que nos dificultan ahorrar dinero.

De acuerdo con el libro:

 “La segunda regla te hace ser proactivo con tu dinero a un nivel mucho más profundo de lo que ya has experimentado. Cuando piensas mucho y actúas ahora, no te limitas a mirar tus facturas inmediatas, sino que ves el panorama general y eres hiperconsciente de todos tus gastos. Tus gastos ya no te sorprenden.”

Regla número 3: Aprende a tomar puñetazos

Aunque sigas las reglas uno y dos, tu plan para ahorrar dinero tendrá algunos impactos inesperados. Por supuesto, según el autor:

“Hay una diferencia entre un plan y la vida real. Si estás obsesionado con cumplir el plan... a pesar de las consecuencias, estás destinado a estar estresado e infeliz.”

Y ahí es donde entra la tercera regla, que consiste en hacer ajustes en función de los cambios que se producen en tu vida. Como tu vida cambia constantemente, tu plan debe acompañar tales mudanzas, o sea, las transiciones en tu vida deben ser reflejadas en tu plan.

Esta regla también dice que hay que ser honestos con nosotros mismos sobre lo que es verdaderamente importante y también lidiar con los puñetazos que nos da la vida. Imagina que la puerta de tu garaje se estropea. El día anterior no era una prioridad. A diferencia del día siguiente.

Mercham afirma que:

“El cambio es tan importante que hemos dedicado toda una norma a ello.... La tercera regla es la que te salvará cuando todas las demás aplicaciones, expertos y programas de elaboración de presupuestos te hagan sentir que has fracasado en el momento en que te desvíes del plan original. Es lo que saca tu presupuesto de una hoja de cálculo y lo lleva al mundo real.”

Regla número 4: Envejece tu dinero

El objetivo de las tres primeras reglas que hemos visto hasta ahora es permitir que tú asumas el control de tu dinero en vez de dejarlo controlarte. Siguiéndolas te darás cuenta de que, poco a poco, empezarás a generar un excedente de dinero.

Bueno, para explicar esa regla, Mecham introduce la idea de que el dinero posee una “edad”:

“La edad del dinero es basada en la diferencia de tiempo entre cuando tú ganas el dinero y cuando tú lo gastas.”

Por ejemplo, si el dinero que tú estás gastando el martes fue depositado en el lunes, tu dinero tiene un día.

Una vez expuesta la idea de la “edad” del dinero, podemos pasar a la cuarta regla. Esta regla consiste en acumular una reserva de dinero en efectivo para tener lo suficiente para cubrir los gastos durante mucho, mucho tiempo.

Su objetivo es que tu dinero sea lo más “viejo” posible cuando lo gastes. El aconsejable es que lo dejes envejecer entre 1 y 2 meses, pero no pasa nada si esa cifra parece alta al principio. El importante es siempre esforzarte para aumentar ese tiempo.

Recuerda que si estás endeudado, la “edad” de tu dinero es negativa. Has gastado un dinero que aún no has ganado.

En la obra el autor dice que vivir de dinero “viejo” puede parecer un sueño si tú estás viviendo de sueldo en sueldo. A medida que aplicas las reglas, pasarás de una pila de cuentas esperando el dinero para tener una pila de dinero esperando cuentas.

¿Qué dicen otros autores al respecto?

Grant Sabatier, en “Financial Freedom”, dice que independencia financiera es tener libertad para hacer lo que quiera y tú puedes tener eso. Ganar mucho dinero rápidamente es posible. Tener más tiempo es posible. Vivir la vida en tus propios términos es posible. Tú tienes una oportunidad única que muchos no poseen.

En el libro “La transformación total de su dinero”, el autor Dave Ramsey aconseja que aunque sepas lo que necesitas adecuar en tu situación financiera, no es posible cambiar todo de una sola vez, por lo tanto es necesario dar un paso por vez. De esa forma, harás un avance gradual y te mantendrás motivado.

En otra obra que también explora el asunto es “La semana laboral de 4 horas”, Tim Ferriss dice que, en vez de trabajar duro por el resto de tus días en una oficina, esperando la jubilación, debes empezar a aprovechar la vida hoy, a partir de una mudanza de mentalidad.

Cierto, pero ¿cómo puedo aplicar esto en mi vida?

Jesse Mecham deja lo siguiente como consejo:

“Si tuviera que elegir una sola cosa para llevarse como aprendizaje de este libro sería la lección de que el presupuesto no es algo restrictivo.”

Por el contrario, al presupuestar con las Cuatro Reglas, tienes el control total de tu situación económica. Estás creando una vida basada en tus prioridades y nada te parece mejor que lograr tus objetivos, sin importar el tiempo que te lleve.

Entonces, ¿qué tal si empezamos de la siguiente manera?

  • “Da a tu dinero una función: ten un objetivo en mente”;
  • “Asume tus gastos reales: paga tus deudas”;
  • “Aprende a caer: prepárate para los gastos inesperados”;
  • “Madura tu dinero: ahorra una plata.

¿Te gustó este resumen del libro “You Need a Budget”?

¿Qué te pareció la obra de Jesse Mecham, “You Need a Budget ”? ¡Deja tu feedback! Es a partir de tu opinión que podemos ofrecerte siempre el mejor contenido.

Si deseas profundizar más en este asunto, puedes aprovechar y adquirir el libro pulsando sobre la imagen abajo:

Libro "You Need a Budget"

Agregar a favoritos
Agregar para leer
Marcar como leído
Create Account
Inscríbete gratis

Y recibe resúmenes semanales de los bestsellers para leerlos y escucharlos cuando quieras.